COMERCIANTES DE USHUAIA CELEBRARON LA REAPERTURA DE LOCALES

La presidente de la Cámara de Comercio de Ushuaia dijo que esperaron con ansiedad la reapertura de locales en la capital fueguina y pidió a los ciudadanos mucha responsabilidad para poder continuar abiertos. Las condiciones serán diferentes, en función del protocolo que obliga al uso de barbijos y limita la cantidad de clientes en el interior, por lo que recomendó a los vecinos ir bien abrigados, dado que deberán esperar afuera. También confía en que se cumpla el anuncio del Gobernador sobre la reactivación del turismo de invierno, aunque sea limitada.

Río Grande.- A partir de ayer reabriron sus puertas los comercios de la capital fueguina y la presidente de la Cámara de Comercio de Ushuaia, Claudia Fernández, expresó la “ansiedad” del sector, luego de dos meses sin actividad.

“Lo más importante es priorizar la vida y la salud, y desde el gobierno nos han pedido trabajar de forma ordenada, pausada, para que podamos ir avanzando sin riesgos”, dijo por FM Master’s.

“Estamos muy ansiosos por la reapertura, y esto había sido anunciado por el señor gobernador en la reunión de la semana pasada. Estuvimos con reuniones con la comisión directiva por la preocupación que tenemos respecto de la adaptación de los protocolos. El COE aprobó un protocolo base para Río Grande y es el que estamos utilizando para Ushuaia, porque va a ser más o menos similar. Ese protocolo base los comercios tienen que adaptarlo a sus propias características. Nos pusimos en contacto con la municipalidad, porque si bien el protocolo es aprobado por el COE, la municipalidad es la que va a hacer las inspecciones. Queríamos saber qué va a pedir la municipalidad y cómo nos vamos a manejar”, explicó.

Pidió que todos los comerciantes entren “a la página de la universidad, al área de COVID-19 y hagan el curso, que son cuatro módulos. Estamos en un momento en el que cada uno es el artífice de su destino, y nosotros estamos peleando contra este COVID de la mejor manera, sabiendo que teníamos que cuidarnos quedándonos en casa, con un riesgo terrible, porque se enfermaron nuestros negocios. Estamos muy averiados para arrancar esta nueva forma de vida y esta nueva modalidad o normalidad de vida. Cada uno tiene que ser responsable y yo admiro a mis colegas, porque todos se han capacitado, todos preguntan si hace falta algo más, si está bien si agregan otras medidas. Nosotros siempre decimos que lo que abunda no daña, y las bases de lo que tenemos que tener para cuidarnos están en el protocolo. Todo lo que hagan de más para proteger a los empleados y a los clientes es bienvenido”, dijo.

“No nos tenemos que asustar porque tenemos que convivir con este COVID. La situación no va a ser igual, porque la gente va a llegar a nuestros negocios y los vamos a estar esperando muy felices, aunque no van a poder ver nuestra sonrisa, porque vamos a estar con un tapabocas cuidándonos y para cuidarlos. Van a ver a nuestros vendedores atendiendo con un celular en la mano, porque tenemos que seguir vendiendo con esta modalidad que llegó para quedarse, que es la venta online”, señaló.

Advirtió que “por cada tres metros cuadrados de local va a poder ingresar una sola persona. Vamos a tener el menor contacto posible, manteniendo la distancia y tratando de que todo se haga de una manera muy tranquila. No podemos salir libremente, como ciudadanos podemos salir el día que nos corresponde por nuestro DNI y nuestra patente, porque esto no va a cambiar”.

“El horario de atención va a ser de 10 a 18 horas. Le pedimos a la gente que salga abrigada, porque está haciendo mucho frío y no van a poder esperar adentro de los locales. No es que los estamos echando, sino que los estamos cuidando. Lamentablemente la gente va a tener que esperar en la vereda porque pueden entrar muy pocos clientes en función de la cantidad de metros cuadrados por local”, planteó.

“Tenemos que obedecer lo que nos dice el COE, porque son los especialistas y los que saben. Por supuesto todos estamos desesperados por salir, por vender, por comprar, ante todas las necesidades que creó esta nueva forma de vida. Hicimos mucho hasta acá y tenemos que cumplir con lo que nos dice la gente que se preparó para eso, que no es un capricho”, subrayó.

 

Temporada invernal.

 

Respecto de la posibilidad de reabrir la actividad turística en esta temporada, dijo que están “esperándolo con mucha ansiedad, por eso queremos ser una ciudad protegida y saludable. El gobernador anunció que la intención es tener una temporada que no va a ser la que todos esperábamos, pero sí habilitar la actividad para poder recibir turistas. Es necesario el movimiento de turistas porque nuestra ciudad tiene una oferta de calidad y cantidad de comercios, de gastronomía, de hotelería, y no alcanza con nuestra población estable. Sí o sí necesitamos del turismo, que es el movilizador de esta ciudad. La oferta que tenemos es mucho más grande que la capacidad que tenemos de consumir los servicios los habitantes. Ojalá que este anuncio del gobernador sea una realidad y podamos tener aunque sea una mínima temporada de invierno”, deseó.

“Estamos peleando por nuestros negocios, ayúdennos cuidándose para que podamos seguir abiertos”, pidió por último.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *